HOU_20141209_Brooks01_OwenCoylePresser
Nigel Brooks

El nuevo jefe naranja, Owen Coyle, ha llegado

La afición del Houston Dynamo quizás nunca se imaginó ver en el banquillo a otro entrenador que no fuera Dominic Kinnear. Sin embargo, en el deporte nada está garantizado y los ciclos se cumplen. La era de Kinnear su cumplió, pero cuando se acaba una inicia otra. Esa nueva etapa ha comenzado oficialmente para los naranja con el nombramiento de su nuevo entrenador.

El estratega escoces Owen Coyle fue presentado el martes en el BBVA Compass Stadium por el presidente Chris Canetti y el vicepresidente Matt Jordan. No paso mucho tiempo para que el nuevo timonel se diera cuenta que las exigencias y expectativas están por los cielos debido a la cultura ganadora que por tantos años a ha caracterizado al Dynamo.

“No vengo a decir que voy a tronar los dedos y que todo va caer en su lugar pero si puedo decir que vengo con una fuerte ética de trabajo,” dijo Coyle.

El nuevo timonel cuenta con una notable experiencia como jugador y entrenador en las primeras divisiones de Inglaterra y Escocia. Bajo su conducción el Burnley F.C. logró ascender a la Barclays Premier League en el 2009 luego de que el Burnley había permanecido en segunda división por 33 años. Además Coyle, de 48 años, ha logrado establecer una reputación admirable por su notable trabajo con jugadores jóvenes.

El poder desarrollar y pulir nuevos talentos será muy importante en esta nueva era del Dynamo porque más allá de que existe un núcleo de jugadores veteranos para la próxima temporada, es innegable la realidad de que el equipo va tener que encontrar nuevas figuras. Esos elementos necesitarán de un extenso trabajo de desarrollo.

“He seguido al Dynamo por mucho tiempo y sé que tenemos algunos jugadores muy talentosos, pero vamos a tener que rodear a esas figuras con buenos jugadores lo más pronto posible. Eso solamente se va conseguir con mucho trabajo,” agregó el segundo entrenador en la historia del Dynamo.

La prioridad de Coyle es lograr implementar una cultura de familia porque considera que la fuerza de los naranja será “la unión."

Sin meterse de lleno en el estilo de juego que pretende establecer en el equipo, el estratega si se comprometió a trabajar para que la afición naranja vea en el terreno de juego un equipo que “guste y que gane partidos."

“He visto al Dynamo por muchos años y conozco el ambiente de sus aficionados. Queremos ofrecerles a todos ellos un equipo vistoso que gane partidos porque queremos que este equipo regrese a los primeros planos luego de esta pasada mala temporada," comentó Coyle.  

La relación de Coyle con Houston comenzó hace varios años atrás, ya que él fue pieza fundamental para que en el 2009 el Bolton firmara al mediocampista del Dynamo, Stuart Holden.

El nuevo timonel naranja no llega con los ojos cerrados a la MLS. Varias veces visitó los Estados Unidos con sus equipos para hacer pretemporada y además de Holden llevo a otros jugadores de la liga estadounidense a Europa.

“Estoy contento de poder estar en un club que me quería traer y en una liga que va creciendo a pasos agigantados y que en un futuro no muy lejano será una de las mejores del mundo," concluyó Coyle.